lunes 14 agosto 2017 | 15:09

Municipalidad de Lima incumple su palabra con la comunidad Shipibo – Conibo

El pasado miércoles 9 de agosto se celebró el día internacional de los pueblos indígenas y, como todos recordaremos, Cantagallo, un asentamiento humano ubicado en el Rímac poblado por gente perteneciente a la comunidad shipibo -conibo, fue afectado con un grave incendio en noviembre del año pasado y hoy parece que la reconstrucción de su pueblo es tan solo un sueño.

 

Quien se tiene que hacer cargo de la restauración de Cantagallo es la municipalidad metropolitana de Lima, y es esta misma quien ha incurrido en una inacción para con este tema, pues no se han cubierto los temas de reedificación del lugar ni de mudanza de todos los residentes.

 

 

 

 

Asimismo, en el colegio de Cantagallo, al que asisten, aproximadamente, 200 niños todos los días, existe un problema muy grave relacionado al tratamiento de aguas residuales, ya que, en la actualidad, los estudiantes se encuentran recibiendo sus clases, prácticamente, entre los desechos.

 

 

 

 

Son por estas razones que algunas familias han partido de su pueblo de origen en busca de mejores condiciones de vida, pero no han sido beneficiadas con el bono prometido por el alcalde Castañeda. Además, existen otros grupos que insisten en la mudanza en comunidad, sin embargo, no se les ha proporcionado un lugar al que trasladarse.

 

 

 

 

También se conoce que existía un presupuesto que estaba destinado para construir casas en la zona de campoy, pero el alcalde de lima decidió invertirlo en obras, que hoy en día, son muy cuestionadas. por estas causas, los pobladores exigen que la municipalidad dé un paso al costado para que otra institución, como el ministerio de vivienda, pueda hacerse cargo.

 

Se ha dictado una fecha, el 17 de agosto, que será la fecha en la que se podrá dictar un presupuesto para la mudanza de toda la comunidad, misma que siente, con mucha razón, desconfianza de las autoridades.