miércoles 26 julio 2017 | 16:44

Joven que sufrió accidente tras colgar propaganda de aspirante a candidato sigue esperando ayuda adecuada

Hoy, postrado en una cama con las dos piernas enyesadas, encontramos a Jonathan Gosme, quien era un pilar en la economía de su familia. Sin embargo, debido a la aparatosa caída que sufrió mientras colgaba una propaganda del partido Somos Perú ya no puede valerse por sí mismo.

 

Homero Díaz Delgado, aspirante a candidato para la alcaldía de Villa El Salvador por Somos Perú, se comprometió el pasado sábado 22 de julio, ante las debidas quejas planteadas en la radio StereoVilla por los familiares de Gosme, a visitar y cubrir todos los gastos de la recuperación del joven.

 

 

 

 

A pesar de haber mencionado reiteradas veces su responsabilidad con la salud de Jonathan, el sábado no apareció en la casa de este. Pero quienes sí asistieron a dicha cita fueron: la esposa de Díaz Delgado y Alfredo Vivanco, vocero distrital del partido Somos Perú.

 

Ambos representantes nuevamente, se comprometieron con la familia Gosme, lamentablemente, mediante una hoja borrador que sería renovada mensualmente y no en un documento formal. Sin embargo dicho documento todavía no es firmado y piden que se retome la conversación el próximo martes 1 de agosto cuando ya habrían pasado dos semanas.

 

 

 

 

Según comenta Rosario Gosme Perez, hermana de Jonathan, el pasado lunes 24 de julio, Vivanco Cuzcano se acercó a la casa para llevarlo a un hospital y hacerle los respectivos estudios, pero, debido a la falta de recursos no se pudo realizar satisfactoriamente y para no dejar con las manos vacías a la familia, se les brindó 300 soles. No obstante, este dinero solo ha alcanzado para solventar los gastos de la medicina del joven y no se han podido realizar las placas requeridas.

 

Es entonces que se acordó que el miércoles 26 de julio recién se sacaría una cita para la atención de Gosme, pero resulta que al llevarlo al hospital María Auxiliadora de San Juan de Miraflores, el doctor que lo atendió solo le recetó una pastilla para calmar el dolor, le cambió el yeso pero ya no le sacó placas..

 

Mientras siguen avanzando los días, Jonathan sigue sin poder tener la atención debida y sin los recursos que puedan brindarle esta.