jueves 9 julio 2015 | 13:06

Esterilizaciones forzadas son una grave violación a los DD.HH.

Amnistía Internacional ha tomado como caso emblemático las esterilizaciones forzadas sufridas por miles de mujeres durante la década de los noventa en el Perú como parte de la campaña „Mi Cuerpo, Mis Derechos‟. Con esta acción se busca que busca que las mujeres puedan conocer y exigir su derecho a tomar decisiones sobre su salud, su cuerpo, su sexualidad y su reproducción sin control del Estado, coacción ni discriminación.

“Desde Amnistía Internacional consideramos un hecho terrible que luego de 18 años de registrarse los primeros casos de esterilizaciones forzadas aún no se tenga un registro exacto a nivel nacional del número de personas en su mayoría mujeres que fueron sometidas a esta violación a sus derechos humanos” afirmó Silvia Toledo Vallejos, Responsable de Incidencia y Campañas de Amnistía Internacional en Perú.

Así mismo recordó que durante el año 2014 Amnistía Internacional realizó una acción urgente para llamar la atención a nivel internacional sobre estos lamentables hechos y solicitó que la Fiscalía pueda reabrir las investigaciones sobre estas graves violaciones. La organización presentó más de seis mil firmas ante el Fiscal de la Nación y diversas entidades del Estado para que se otorgue justicia a las más de dos mil mujeres que presentaron su caso ante la fiscalía. Actualmente se ha reabierto la investigación de este caso para definir si se abre juicio a los responsables.