Anemia se presenta frecuentemente en el primer año de vida de un niño

 

La anemia ataca a los niños sin presentar ningún síntoma que advierta la ausencia del hierro en el organismo y mucho menos de sus consecuencias como retardo en el crecimiento físico y desarrollo cognoscitivo, señalan los especialistas del Sistema Metropolitano de la Solidaridad (SISOL).

 

“Las mamas deben saber que el bebé desde los seis meses ya puede ser víctima de la anemia. No siempre es por una mala alimentación, también puede provenir de otros factores”, indicó la Dra. Lissette Mori del Centro Médico El Nazareno del SISOL.

 

Además, sostuvo que una causa de anemia puede ser la presencia de parásitos. “De repente el niño come muy bien, lleva una buena dieta pero si ese niño está con parásitos no va absorber los nutrientes”, refirió.

 

La especialista advirtió que otra de las causas que determinan la presencia de anemia en los niños es la mala alimentación durante la gestación, por lo que urgió en la importancia de que las gestantes acudan a sus controles periódicos y lleven una dieta balanceada.

 

Explicó que es el hierro lo que ayuda a formar la hemoglobina que se encuentra en los glóbulos rojos, los mismos que transportan oxígeno a diferentes partes del cuerpo. “Cuando no hay hierro, el niño va estar cansado por falta de oxigenación, no va a responder como otros niños”, subrayó.

 

La especialista comentó que en casos severos, los niños anémicos adquieren una coloración pálida, tienen falta de apetito, cansancio y debilidad.

 

Finalmente, precisó que la anemia se puede tratar reforzando la alimentación, con suplementos nutricionales y la ingesta de hierro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *